Todos estaremos de acuerdo en afirmar que ni el talento ni el liderazgo tienen género. Sin embargo estamos acostumbrados a ver fotografías como la que sigue, en la que el liderazgo predominante representado es masculino.

Las importantes reuniones institucionales, los encuentros empresariales, y políticos normalmente nos dejan fotos con una mayoría masculina. Y ese hecho nos lleva a preguntarnos por las barreras que hacen que no haya mujeres en esas fotos, porque talento hay, ¡y mucho!

Una de las barreras más grandes a las que se enfrenta el “talento femenino” es sin duda la de los estereotipos de género. Los estereotipos suponen un límite, un techo para todas, que empieza muchas veces por la percepción de nosotras mismas. Por una cuestión que nos toca desde que nacemos ¿Qué se espera de mí por ser mujer? Tiene mucho que ver con la educación que hemos recibido y con dejar de aceptar esos estereotipos como algo normal dentro de nuestras familias, en la calle, en las empresas, aún en muchas instituciones y en la sociedad en general.

Acabar con los estereotipos y las “patologías sociales de género” sólo se puede lograr con la implicación de todos. Tan importante es que las empresas apuesten por el talento femenino en igualdad de condiciones como que las propias mujeres tomemos conciencia y creamos en nuestras capacidades. Las mujeres tenemos que llevar a las empresas nuestra forma de trabajar y nuestras habilidades, nuestros “estereotipos en positivo” sin emular los roles masculinos.

Hoy más que nunca es necesario apostar por el talento inclusivo, apostar por la igualdad y por la diversidad. Necesitamos organizaciones que integren talento rico y diverso, sin anteponer etiquetas de ningún tipo.Los estereotipos son señalados por diversos estudios, como el principal motivo de la falta de mujeres en puestos de responsabilidad.

Es necesario un cambio que sólo será posible a través de la educación, que es la verdadera herramienta capaz de transformar la sociedad. Es posible educar sin estereotipos y fomentar las capacidades y el talento inclusivo, tanto de género como de diversidad en el sentido más amplio. Pero este proceso llevará un tiempo, unos cuantos Foros de Davos más en los que seguirán predominando las corbatas.

Y es que desde los responsables del Foro de Davos reconocen que hay que esperar unos 100 años para que esto de la Igualdad sea una realidad. En esta edición 2018, han querido hacer un guiño a la “paridad de género”, ya que la nula representación femenina, ha sido una de las críticas recurrentes de todas los encuentros anuales. Por eso, este año ha sido el primero en la historia del Foro que la reunión ha estado presidida por mujeres. Aún así, apenas el 21% de los participantes son mujeres y, pese a ello, es el nivel más alto de todas las ediciones.

Lo triste es que se trate ser una maniobra “forzada” para evitar las críticas, así como es triste que tengan que existir movimientos y plataformas que defiendan la igualdad y los derechos de la mujer y que aún, tengan que poner en valor la aportación de la mujer a la empresa y a la sociedad. En una sociedad “sana” no tendría que existir el feminismo, porque tampoco existiría el machismo, y la igualdad de oportunidades, la justicia y la paridad de géneros serían algo natural. No se trata de que las mujeres tengan poder sobre los hombres, sino sobre ellas mismas (Mary Wollstonecraft). Se trata de que no existan barreras para nadie y de que el límite de nuestros sueños personales y profesionales sea el que marque nuestra voluntad y nuestras fuerzas.

La ONU plantea los estereotipos de género como un problema global que tenemos que resolver entre todos, y lanza campañas informativas que pretenden concienciar, así como Plataformas como #HeForShe que nacen para sensibilizar sobre el impacto y las consecuencias de la desigualdad de género a nivel global. Las personas en todas partes entienden y apoyan la idea de igualdad de género. Y sobre todo sensibilizar sobre la idea de que no es solamente un asunto de la mujer, sino, un asunto de derechos humanos. HeForShe está invitando a las personas alrededor del mundo a unirse para crear una fuerza visible para la igualdad de género.

Además de iniciativas como HeForShe, no olvidemos que uno de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, el ODS 5, tiene como fin la Igualdad de género. Este Objetivo quiere poner fin a todas las formas de discriminación contra las mujeres y niñas porque además de ser un derecho humano básico, es crucial para acelerar el desarrollo sostenible. Ha sido demostrado una y otra vez que empoderar a las mujeres y niñas tiene un efecto multiplicador y ayuda a promover el crecimiento económico y el desarrollo a nivel mundial.

Podemos combatir las barreras de la igualdad de género de muchas maneras: desde el lenguaje, las leyes y prácticas, los sistemas de justicia, lo medios de comunicación , las organizaciones y autoridades públicas, las empresas, la educación, y principalmente, la mentalidad de las personas.

También podemos poner en positivo algunos de estos estereotipos de género y verlos como “nuestra especial manera de ser y hacer”: Las mujeres vemos el PROPÓSITO ( el sentido trascendente de nuestro trabajo, el para qué ) como el sentido de nuestro día a día. Tenemos una sensibilidad especial para hacer nuestros los problemas sociales y aplicar nuestro conocimiento y nuestro empeño a tratar de resolverlos.

Termino compartiendo un mensaje para las niñas de hoy, las mujeres del mañana, un texto que fue la conclusión del Foro Mujer y Empresa , que se celebró el pasado 26 de Abril, en el que participaron mujeres empresarias y profesionales, como Beatriz Escudero, CEO de Pharmadus, María Orive, responsable de Comunicación de ASTI Mobile Robotics, Eva Lamalfa, responsable de RSC y Comunicación de Gullón, y Vanesa Ezquerra, arquitecta y empresaria, y que fue elaborado con la aportación de cada una de ellas.

Mensaje en una botella: “Para las Líderes del Futuro” #TalentoFemenino

Queridas niñas, y jóvenes:

En vuestras manos está el futuro. Hemos trabajado para abrir un camino de esperanza para todas las niñas y mujeres del mundo, dónde las palabras igualdad, justicia, derechos y talento signifiquen lo mismo para todos.

Un futuro en el que no haya que pensar en géneros, sino en personas que se complementan para desarrollar un mejor trabajo, y dónde la educación igualitaria y de calidad sea impulsora del desarrollo profesional de la mujer.

El mundo os necesita y la sociedad espera mucho de vosotras. Hay que dar respuesta a los nuevos retos sociales y tecnológicos, y asimilar la tecnología tiene mucho que ver con la cantidad, capacidad y calidad del talento femenino.

Queremos que seáis fuertes y creáis en vosotras mismas, y que el mañana esté lleno de oportunidades. Por eso, este mensaje es para vosotras, para ti:

  • Descubre tu talento, ese que te hace única y cree en ti. Sé valiente y elige la vida que quieres llevar. Qué nadie decida por ti. Ser feliz es un reto que merece una vida.
  • Trabaja para conseguir el éxito, rodéate del mejor equipo y aprovecha todas las oportunidades, aprende de cada fracaso y sobre todo confía ti misma.
  • Lo mejor que puedes aportar a este sueño es trabajar por, y para que el mundo sea mejor cada día.

Podemos deciros al mirar atrás que todo merece la pena, está siendo el camino tan pleno, tan rico y fascinante , que si volviera a nacer, pediría otra vez ser MUJER .

Puedes ver la presentación aquí: bit.ly/Talentofemenino

×
Hola, ¿Necesitas nuestros servicios profesionales?
Dinos cómo podemos ayudarte.
Share This