Las grandes crisis producen grandes hombres. John F. Kennedy.

Investigando la etimología de la palabra más usada en los últimos años descubrimos que, Crisis proviene del verbo griego krinein que significa separar, decidir. Supone algo que se rompe y hay que analizar.

El significado de crisis no es negativo. Nos hace cuestionarnos y nos obliga a hacer un análisis de la realidad para luego tomar un nuevo camino, una nueva decisión.

Los tiempos de crisis son tiempos de decisión. Nos sacan de nuestra rutina, y del camino de railes para tener que trazar una ruta. Eso nos provoca miedo e incertidumbre porque seguir los raíles es más seguro, no tienes que plantearte ni pensar nada. Pero al tener que preguntarte cómo seguir y hacia dónde tienes la oportunidad de crear y de volver a empezar.

Las crisis tienen que ser, y de hecho son cíclicas, parece que nos sobrevienen de vez en cuando para recordarnos que estamos vivos y remover nuestros cimientos. Veáse cualquier tipo de crisis, desde las personales, las sociales, las de una empresa, o a nivel global.

Una crisis bien gestionada, produce grandes hombres, grandes sociedades, grandes empresas.

Aquellas experiencias que no nos destruyen, nos vuelven más fuertes. Nietzsche

Los fracasos son necesarios para el aprendizaje, y necesarios para saber discernir.

La apatía es lo peor que puede sucedernos. El hombre apático es el que carece de pasión por la vida, el que siente interés por nada ni por nadie. No se cuestiona, no aprende, porque no quiere saber. Y no fracasa porque no emprende.

Contra el hombre apático, el hombre en crisis se cuestiona y analiza, toma decisiones. Este hombre es el hombre prudente. La etimología de esta palabra también es interesante. El hombre prudente es aquél que piensa cómo y porqué debemos actuar para cambiar nuestras vidas y mejorar.

Pero esta prudencia implica acción. El hombre prudente es práctico. La prudencia es la síntesis de la teoría y la praxis.

La planificación estratégica es necesaria es nuestra vida y debería ser cíclica. Seamos hombres de acción al estilo de la Grecia clásica.

Hoy diríamos, hombres Tom-Tom, que están continuamente recalculando la ruta para llegar a su destino.

×
Hola, ¿Necesitas nuestros servicios profesionales?
Dinos cómo podemos ayudarte.
Share This