Si tuviéramos la suerte de poder hacer un viaje en el tiempo en la máquina de Emmet Brown (¿recordáis a Doc?) y trasladarnos al futuro, seguro que nos fijaríamos en el modo en qué han cambiado las cosas y cuáles son las que han cambiado.

Probablemente a nuestro regreso adaptaríamos nuestra manera de actuar en función de ese futuro que ya conocemos. De momento, no tenemos constancia de la existencia del condensador de flujo imprescindible para los viajes en el tiempo, así que tendremos que estar muy atentos a los signos y señales que nos marcan la tendencia en Recursos Humanos. Así que tenemos un emocionante trabajo por delante.

La mejor forma de predecir el futuro, es crearlo. Peter Drucker

¿De dónde venimos y a dónde vamos?

Hoy más que nunca nos damos cuenta de que lo que ayer era válido, hoy ya no lo es. La forma de responder a las necesidades que se nos plantean es diferente, lo que antes era una solución, parece ya no serlo. Esto sucede en casi cualquier aspecto de la vida: podemos comprar sin salir de casa, la tele se ha vuelto interactiva, y los niños se relacionan en mundos virtuales…

En el ámbito empresarial, estos cambios necesitan respuesta, y desde Recursos más humanos  podemos y debemos darla. La adaptación al cambio es urgente!

¿De dónde venimos?

Venimos de unos Recursos humanos de ritmo lento, de transición. Encerrados en un departamento estanco, y a veces alejados de la realidad. Con falta de visión global y de contexto. Y una borrosa claridad de objetivos. Hemos estado muy preocupados por la elaboración de cuadros de mandos, gestión de procesos, códigos, normativas, organigramas… documentos que reflejan iniciativas que a veces nunca llegan a ponerse en práctica y suponen una barrera de comunicación más que una posibilidad de acercamiento. Más preocupados por los recursos que por los humanos.

Demasiada burocratización suele traducirse en una gran ralentización resolutiva. Y lo que nuestros humanos (organización empresarial, empleados y clientes) esperan de nosotros es que sepamos emplear los recursos necesarios y resolvamos. Es decir que sirvamos para algo, al fin y al cabo.

¿Hacia dónde vamos?

Es tendencia (Trending Topic) Para saber hacia dónde nos dirigimos sólo hace falta estar atentos.

En nuestro caso, no todos los caminos llevan a Roma. Nuestra Roma/meta/goal es dar respuesta a las nuevas necesidades sociales – empresariales.

Deberíamos tener la respuesta antes de que se nos formule la pregunta.

the-future

Muchas de las más grandes empresas a nivel mundial ya están dando pasos y creando tendencias. El futuro se está construyendo ahora. 

 

Los 5 nuevos imprescindibles en Recursos Humanos:

1. Recursos Humanos 3.0. Hasta el infinito y más allá.

El valor de la adaptación al cambio. Hay que sacar ventaja de las nuevas herramientas que tenemos a nuestra disposición. Internet y su gran mundo de posibilidades. Las redes sociales son un nuevo universo por explorar y descubrir. Están funcionando ya redes sociales corporativas con grandes resultados en las empresas (valga de ejemplo el caso de https://www.yammer.com/)

– Dentro de esta categoría podemos incluir el Recruitment 2.0: Estrategias de selección que utilizan todos los medios digitales a nuestro alcance. Portales de empleo, LinkedIn, Facebook, Twitter… De esta forma los procesos son más rápidos, eficaces y económicos porque podemos obtener mucha información de forma muy rápida.

– Las comunidades de talento son iniciativas ya en marcha dónde se hace efectivo el employer branding. La empresa también tiene que resultar atractiva para sus futuros empleados.

2. Hacia la simplificación práctica. Más proacción y menos burocratización.

Las empresas más influyentes en nuestro panorama global tienden a la simplificación. Simplificación en sus estructuras, en su organización, y en la forma de representar y documentar sus procesos.

Hay que tender a derogar normativas y procedimientos organizativos que apenas se usan y en los que se ha invertido mucho tiempo y esfuerzo.

Las agendas de nuestros empresarios, ejecutivos, mandos y empleados están llenas de citas de reuniones. Normalmente esas reuniones son largas y poco productivas.

En una reunión el tiempo dedicado a un tema es inversamente proporcional a su importancia y a la preparación que se haya hecho de él. Esto podemos comprobarlo en la empresa o en nuestra vida cotidiana, las reuniones de la Comunidad de vecinos, las reuniones de las asociaciones múltiples y variadas asociaciones a las que podemos pertenecer… las reuniones siempre terminan fijando nuevas reuniones.

3. La Responsabilidad Corporativa artífice de la Estrategia empresarial.

Reconocimiento de los valores de la empresa y su código ético, darlo a conocer dentro y fuera de la empresa por medio de vías de comunicación eficaz.

Las empresas hoy más que nunca tienen que ocuparse de su imagen, no sólo hacia fuera como marca, sino también haciendo branding dentro de la empresa. El gran éxito del futuro será lograr que cada empleado de la compañía se identifique con los valores de la compañía.

La ventaja que sacarás de la filosofía será hacer sin que te lo manden, lo que otros harán por temor a las leyes. Aristóteles.

El resultado tendría un impacto muy positivo. La identificación de los valores y códigos de la compañía como propios hace que no vengan impuestos, sino que son códigos interiorizados. El proyecto de la empresa, será un objetivo común. Todos remarán en la misma dirección.

Recursos-HumanosCómo lograrlo:

  • Estrategias de marketing interno
  • La Responsabilidad corporativa como centro de la estrategia

También es tendencia de futuro la implementación de Consejos (Códigos de conducta recomendada) para cuidar el buen ambiente de trabajo y la relación interpersonal. Hay que incluir en este punto la necesidad de la formación en el protocolo, o formas de comportamiento adecuado al contexto empresarial.Este aspecto está bastante descuidado y sin embargo, la globalización y la multiculturalidad hace necesaria la adecuación de nuestro comportamiento al contexto social o cultural en el que actuemos.

El cambio de paradigma es un hecho y la Responsabilidad Corporativa es protagonist adel cambio.

4. Empleados motivados y comprometidos. El engagement. 

El reto de futuro de Recursos Humanos es lograr empleados comprometidos. Misión: De la simple motivación al compromiso.

El nivel de compromiso de nuestros empleados dependerá en gran medida de la imagen que tengan de la compañía.

Damos por hecho que el primer paso es el reconocimiento del trabajo realizado desde una remuneración justa y competitiva. En este punto incluimos los incentivos, planes de premios y demás aspectos que tiene que ver con el reconocimiento en el salario. Pero hoy, no basta con esto, hay que ir más allá. De la motivación, al compromiso, al enamoramiento.

Algunas claves para lograrlo:

– La información: cuanta más información y transparencia tiene la organización empresarial, más seguridad genera en sus empleados.

– La comunicación recíproca. Desde las compañías al empleado y a la inversa. Hay que facilitar vías de comunicación eficaces.

– El incremento de la autonomía y la autogestión. Consecuencias: gran motivación en los empleados, ánimo emprendedor y liderazgo. Nuestro objetivo es tener empleados enamorados de su trabajo. Lograr la identificación con el proyecto de la compañía. Empleados motivados para los que el trabajo es una actividad de realización.

– Planes de carrera y desarrollo personal. El trabajo como un medio no como fin. Promover prácticas de coaching, mentoring,…

5. Tendencia de cooperación horizontal en detrimento de las estructuras jerárquicas.

Eliminación de puestos inútiles y duplicados. Líderes humanos, humanistas y eficaces.

Hoy en día no es aceptable que un jefe sea una barrera más que un gestor eficaz o un canal de comunicación. Tenemos que coordinar el suministro del talento hacia dónde están las oportunidades. El talento es parte de nuestra misión y objetivo estratégico de futuro. El talento sin control, no sirve de nada.

El buen líder ha de ser capaz de mejorar la organización de un gobierno ya constituido. Aristóteles.

De nosotros depende Dotarnos de significado.

Somos los Recursos más imprescindibles. Nosotros somos el verdadero motor del cambio y podemos abanderar la innovación y la adaptación. Nuestra gestión puede ser la diferencia que construya el puente hacia el futuro. Nuestras estrategias tienen que producir ramificaciones en todos los departamentos y áreas de interés de la empresa.

Los Recursos Humanos están comenzando un período de crecimiento y expansión. Es importante que sepan dar todo lo que se espera de ellos en este momento crucial. Parece necesario un proceso de depuración o de catarsis para quitar lo que sobra y no funciona y aplicar nuestros nuevos imprescindibles.

 

×
Hola, ¿Necesitas nuestros servicios profesionales?
Dinos cómo podemos ayudarte.
Share This